Desarrollo de las relaciones con padres y hermanos en adolescentes argentinos

Alicia FACIO, Santiago RESETT

Resumen


Los cambios en las relaciones con padres y hermanos se estudiaron longitudinalmente a los 13-15 y 15-17 años en 604 estudiantes que concurrían de 8° a 10° grado en Paraná, Argentina. En ambas oportunidades completaron un cuestionario que incluía preguntas sobre relaciones interpersonales, el Inventario de Depresión para Niños de Kovacs y la escala de Consumo de Sustancias de Jakobsen. A los 15-17 años, aunque disminuía la cercanía emocional con los padres, la mayoría estaba satisfecha con ambos, eran las personas más queridas y admiradas y constituían las principales fuentes de apoyo ante distintos problemas. La mayoría prefería a la madre con respecto al padre y la relación padre-hija era más lejana que el vínculo padre-hijo. Los hermanos se ubicaban terceros entre las personas más queridas; la relación con ellos era satisfactoria y las peleas infrecuentes. Quienes mantenían mejores relaciones familiares a los 13-15 mostraban menor
depresión y consumo de sustancias dos años después.

Texto completo:

PDF