El fatalismo como consecuencia del internamiento en prisión y su relación con otras variables psicosociales

Nerea CASADO-QUINTANA, Pilar MORENO JIMÉNEZ

Resumen


La cárcel como institución de control y poder hace que los individuos pierdan el control sobre su vida y su futuro, en consecuencia, se dejan llevar por la inevitable situación configurándose en ellos el fatalismo. La persona internada en una prisión aprende que las cosas le vienen dadas, que apenas puede modificar las circunstancias de su vida. En éste contexto, esta investigación se plantea conocer la relación entre el fatalismo y la calidad de vida, satisfacción vital y apoyo social en personas privadas de libertad. Así mismo se analizan las diferencias en fatalismo en función del sexo, nivel económico, estudios, tiempo en prisión y delito cometido. La muestra está formada por 200 reclusos (175 hombres y 25 mujeres) del Centro Penitenciario de Alhaurín de la Torre (Málaga). Los resultados muestran que las internas femeninas son más fatalistas que los hombres; hay una relación negativa del número de ingresos en prisión, el nivel de estudios y el número de actividades realizadas dentro del Centro Penitenciario, con el fatalismo. Así mismo se encuentra que los internos con delitos relacionados con el sexo (contra la libertad sexual y violencia de género), obtienen menor fatalismo que los que se encuentran internados por delitos comunes. Por último, se destaca la relación negativa entre el fatalismo y el apoyo social.

Texto completo:

PDF